Novedades

Novedades

Absolutamente todo lo que haces cuando navegas en la web queda almacenado en tu navegador: empezando por los sitios que revisas, el tiempo que inviertes en cada web, las claves que usas y los detalles personales que subes cuando llenas formularios o peticiones de información. Toda esta información es guardada y registrada.

En el portal de Firefox, por ejemplo, en el enlace de ayuda a los usuarios aparece explícitamente esta aclaratoria: “Cuando navegas por la web, Firefox [o cualquier otro navegador] recuerda de manera útil mucha información sobre ti: los sitios que has visitado, lo que has descargado y mucho más. Toda esa información se llama ‘historial’“.

El hecho de que sea útil implica que te facilita y optimiza la utilización de Internet mientras exploras el ciberespacio. “Sin embargo, si estás usando una computadora pública o si la compartes con alguien, tal vez no quieras que otra persona vea ese tipo de cosas”, advierte la página oficial del famoso cortafuegos.

Esto quiere decir que, para resguardar tus datos personales, sencillamente deberías limpiar cada cierto tiempo toda esta información. Esta práctica puede ser realmente beneficiosa si bajaste archivos o si llenaste algún formato.

Al respecto, en su página de soporte tecnológico, Microsoft refiere que al eliminar regularmente el historial de navegación “ayudarás a proteger la privacidad, sobre todo si usas un equipo público o compartido”.

Pero antes, revisemos todo lo que puede ser almacenado en tu computadora sobre tu navegación.

¿Qué almacena tu historial?
Lista de sitios web visitados: la navegación detallada y la descarga de archivos queda almacenada en el menú histórico de tu uso de Internet, mientras que el historial del material descargado queda guardado en el icono de “Descargas”. También se guardan los links de las páginas web que revisas más seguido.

Recuento de búsqueda y formularios: este historial guarda todos los datos que has aportado para llenar formularios web y que aparecen automáticamente para ayudarte a completar nuevas peticiones de información; el historial de las búsquedas toma en cuenta las palabras que introdujiste en la barra de navegación o en otra página de búsqueda.

Cookies: se trata de los datos almacenados y que se van acumulando cada vez que visitas las páginas de Internet, así como la información al iniciar tu sesión y preferencias. Además, contempla datos y preferencias almacenados por los Adobe Flash. El detalle de las cookies suministra información de cada uno de tus movimientos, lo cual puede ser visto por terceras personas para saber en qué andas.

Caché: la llamada memoria caché resguarda por un determinado tiempo información de archivos de los portales y páginas web que has visitado, lo que permite a tu navegador descargar más rápidamente los contenidos. Debes saber que cuando limpias la memoria caché y las cookies en tu navegador, se cerrará tu sesión en todos los sitios.

Información offline: en caso que trabajes sin conexión a Internet, los sitios en la web te dejan la opción de guardar en tu ordenador la información para que puedas revisarla cuanto mejor te convenga.

Preferencias específicas de sitios: estas preferencias contemplan información detallada sobre codificación de caracteres, nivel de zoom y la habilitación para sitios que se describen en la ventana de “Información de página”, entre ellas, los permisos del bloqueador de elementos emergentes, los que piden tu ubicación y quieren mandarte las alertas y notificaciones y los sitios agregados para facilitar las búsquedas de manera más veloz.

Mecanismo de borrado
Si estás en Firefox: Pulsa el icono “Biblioteca”, seguidos de “Historial” y “Eliminar historial reciente”. Otra opción es escoger qué elementos quieres limpiar de tu historial y cada cuánto tiempo quieres hacerlo (todo el día, la última hora o las dos, cuatro o borrarlo todo).

Al usar Chrome: puedes eliminar el historial por partes o totalmente. Al respecto, Google refiere en su lugar de interrogantes y soluciones que al llevar a cabo el borrado “esta acción se aplica en todos los dispositivos donde hayas activado la sincronización en Chrome”. Para verificar o limpiar, debes hacer clic en los tres puntitos situados en la parte superior, en la esquina derecha, y luego en “Historial”. Posteriormente, ve a “Borrar datos de navegación”. Tienes la alternativa de desechar elementos muy puntuales.

En Explorer: debes ir al icono “Favoritos” o dirigirte al menú “Herramientas” y “Seguridad” para hallar tu historial en Internet Explorer. Observarás un menú para que puedas limpiar imágenes específicas y sitios determinados que visitaste, los rastros y archivos temporales, registros de formularios y contraseñas almacenadas.

Si estás en Safari: Para eliminar tus rastros en el iPhone, iPad, iPod debes ir a “Ajustes” y luego eliminar tu historial, los datos de navegación y las cookies. En caso de que tu máquina sea Mac, necesitas ingresar a Safari a través de la barra de menú y darle directamente clic en “Borrar historial”. Apple sugiere activar o desactivar la navegación privada, si no se quiere dejar huella en el historial. “Cuando no haya historial ni datos de sitios web que eliminar, el ajuste se volverá gris”, destaca.

Otras opciones para resguardar tu información
Utiliza un VPN: este mecanismo te permite tener mayor resguardo de tu privacidad, facilita la codificación de tu conexión a Internet, lo que es más seguro. Tener un VPN impide, incluso a tu proveedor de Internet, revisar tu historial de navegación, conocer tu localización o hacerse de datos privados.
Solo ingresa a sitios web con HTTPS: estas siglas en las URL (y que finalizan con la letra “s”) son una advertencia de que tu navegación es segura. Úsalas siempre que visites las páginas web.
Ten en cuenta los peligros: evita a toda costa aportar datos personales y suministrar tu localización a sitios web que no son confiables o que son desconocidos para ti.

Fuente: Tecnovedosos

La fabricación de una red satelital interconectada o “megaconstelación” que hará posible el acceso a Internet de alta velocidad avanza con la llegada al espacio de los primeros componentes para su realización.

Los seis satélites pioneros del plan multimillonario para llevar Internet a todos los países del planeta ya fueron lanzados al cosmos por Oneweb, una compañía emergente radicada en Londres y en los Estados Unidos, informa BBC.

Las naves de la red satelital fueron enviadas al espacio este miércoles desde el cohete Soyuz, cuyo lanzamiento se hizo desde la Guayana Francesa, a las 21:37 GMT. De avanzar el proyecto como lo tiene previsto OneWeb, estas naves iniciarán la expansión en masa de la “constelación” ciberespacial, lo cual se espera que ocurra a finales de 2019.

El plan contempla el envío mensual de cohetes Soyuz, cada uno cargado de 32 y 36 satélites que serán encendidos en 2020 para proveer el servicio. Para hacer posible la conexión global a la red de redes, es necesario colocar en órbita 648 satélites. Sin embargo, el plan necesitará de al menos 2.000 equipos espaciales para cubrir la demanda mundial.

Adrian Steckel, CEO de OneWeb, destacó que la idea es conectar a todas las personas que no tienen acceso a Internet en la actualidad. El plan comenzará con las escuelas, buques, aviones y conglomerados de granjeros donde no es factible instalar fibras ópticas para el goce del servicio, advirtió en una entrevista divulgada por la BBC.

El rostro detrás de OneWeb
OneWeb fue creada en 2012 por un empresario de las telecomunicaciones, el estadounidense Greg Wyler. A la fecha, la compañía dispone de varias salas para el control de los satélites en Estados Unidos e Inglaterra. En Londres, la sede está ubicada en lo que fueron anteriormente las oficinas de la BBC.

Unos 70 trabajadores conforman el equipo de OneWeb, aunque la meta es elevar a 200 el número de empleados en las sedes. En esta cruzada de OneWeb hay varios socios participantes, entre ellos, el empresario millonario Richard Branson, propietario de Virgin Group, y las firmas Qualcomm, Coca-Cola, el grupo SoftBank y el experto en comunicaciones por satélites Hughes.

Esta no es la única iniciativa a gran escala de Wyler, quien antes había creado otra “constelación” satelital denominada O3b, cuyo significado es “otros 3.000 millones”, es decir, la otra mitad de personas que no disponen de conexiones a Internet en el mundo. O3b mantiene 16 satélites en el cosmos que orbitan a 8.000 km de la línea ecuatorial.

¿Qué dimensiones tiene el plan?
El objetivo de OneWeb es aún más ambicioso porque proyecta crear una red más compleja que se mantendría en el espacio a 1.200 km de la superficie terrestre.

La cercanía entre los satélites, así como su cobertura mundial y la alta efectividad para proveer de Internet se perfila como una transformación de alto impacto para zonas del planeta que no tienen oportunidades para acceder al ciberespacio o que disponen de servicios deficientes. Cada dispositivo satelital, fabricado por Airbus, tiene un costo cercano a US$1 millón.

Si se suman todas las instalaciones terrestres que hacen falta para manejar este sistema de satélites, el costo total del proyecto sobrepasa los US$3.000 millones. Esta carrera por las telecomunicaciones espaciales también seduce a Elon Musk, dueño de SpaceX, quien tiene intenciones abiertas de plantar competencia a OneWeb.

Para los especialistas, no existen indicadores que permitan afirmar con certeza que la demanda de estas ciudades satelitales o “megaconstelaciones” represente un mercado con una demanda tan masiva.

¿No existen ya demasiados satélites?
La Tierra es orbitada por 2.000 satélites funcionales y que se ubican a diferentes alturas; así como una cifra algo más alta de dispositivos satelitales que ya cumplieron su vida útil y están inactivos.

El lanzamiento de más “megaconstelaciones”, sin duda, elevará la existencia de material flotante en órbita, lo cual mantiene a los especialistas alarmados por el riesgo de choques entre los artefactos.

Al respecto, un informe de la Agencia Espacial Europea, elaborado con el apoyo de Airbus, advierte que, si las empresas aeroespaciales esperan lanzar más redes satelitales, deberán eliminar en los próximos cinco años las naves antiguas que están flotando y de no ser así, es inminente que se elevarán los peligros de colisiones entre los mismos artefactos.

Fuente: Tecnovedosos

Hoy en día, la mayoría de personas tienen un correo electrónico, de igual forma que casi todo el mundo tiene un teléfono. Y no solo resulta útil en el ámbito laboral o empresarial, sino que se utiliza de forma cotidiana para realizar una compra en Internet o a la hora de efectuar un trámite administrativo, por ejemplo.

Por este motivo el email se ha consolidado como uno de los canales de comunicación más poderosos y efectivos. Sacar el máximo partido de esta herramienta digital resulta fundamental para las empresas y para todos aquellos que desean llegar a un público muy amplio sin incurrir en grandes gastos.

El email marketing hace posible que las compañías contacten con sus clientes o con los posibles compradores de forma personalizada, con el fin de hacerles llegar información sobre un nuevo producto, promociones u ofertas. Además, la empresa puede decidir cómo y cuándo efectuar el mailing, enviando a cada destinatario la información que le interesa y en el momento en que la necesita.

Principales ventajas del email marketing
Es más económico
Una de las mayores ventajas del email marketing es que es más económico en comparación con otros canales de comunicación. Enviar un correo electrónico a los suscriptores o al público objetivo suele costar de 0,001 a 0,02 euros, aunque hay que tener en cuenta que el precio disminuye a medida que la lista de contactos se incrementa.

Principales ventajas del email marketingPor otra parte, existen plataformas de email marketing que permiten enviar emails masivos gratis. Un ejemplo de ello es la plataforma MailRelay, con la que es posible enviar hasta 75.000 emails al mes, con un máximo de 15.000 suscriptores, solo por crear una cuenta nueva totalmente gratuita.

Permite conocer información valiosa
Las herramientas de email marketing permiten medir el impacto de las campañas en tiempo real. De este modo, cualquier empresa (ya sea una PYME o una multinacional) puede saber rápidamente y con facilidad quién ha leído sus emails y cuándo lo ha hecho, desde qué dispositivo e incluso en qué parte del mensaje ha hecho clic.

Esto permite recopilar una gran cantidad de información sobre los intereses y preferencias de los suscriptores que forman parte de la base de datos, lo que será de gran utilidad para optimizar los resultados en las futuras campañas.

Ahorra tiempo y dinero con la automatización
Otra gran ventaja es que con las herramientas que permiten enviar emails masivos también es posible automatizar las campañas, con lo que las empresas ahorran mucho tiempo. Tras crear la campaña, solo hay que programar cuándo debe ser enviada y, mientras tanto, se pueden seguir realizando otras tareas.

Otra opción es crear una secuencia de correos para que se envíen automáticamente a los suscriptores cuando se cumpla una determinada condición. Por ejemplo, felicitar a los clientes el día de su cumpleaños.

email marketing
El hecho de que el email se pueda automatizar hace que este canal de comunicación todavía sea más efectivo y rentable. Además de ahorrar tiempo, también se ahorra dinero, pues el software se encarga de realizar las tareas programadas y el personal puede centrar su atención en otros asuntos.

Incrementa el tráfico web
El email marketing también incrementa el tráfico del sitio web, con lo que la empresa tiene más visibilidad en Internet y, de este modo, más posibilidad de aumentar los suscriptores, los posibles clientes y las ventas.

En el caso de que se envíe una campaña a 15.000 contactos y se tenga una tasa de apertura del 50%, será posible conseguir 7.500 visitas. Para aumentar esa tasa hay que elaborar una newsletter que llame la atención del público.

En primer lugar, el asunto del mensaje es un elemento trascendental, pues de ello dependerá que los suscriptores se interesen por el contenido del email. Hay que ser original, creativo y generar expectativa. Respecto al contenido, debe ser visualmente atractivo, fácil de leer y amigable para navegar.

FUENTE: Tecnovedosos

A partir de ahora ambas redes sociales permitirán delimitar e informar sobre las horas que el usuario les dedica diariamente

 

Las redes sociales Instagram y Facebook incorporarán a partir de ahora una serie de herramientas para que el usuario tenga un mayor control y administre el tiempo que dedica a su uso.

 

Las opciones nuevas son: un panel de actividad en el que aparece el tiempo que el usuario dedica cada día a la red social, una opción para delimitar el tiempo diario de uso -la aplicación envía un mensaje cuando se sobrepasa- y la posibilidad de limitar las notificaciones.

 

«Ayudando a las personas a ver el tiempo que pasan en nuestra aplicación también les ayudamos a tomar decisiones sobre cómo gestionar ese tiempo», explica en una nota de la red social, la directora de asuntos públicos de Facebook en España y Portugal, Natalia Basterrechea.

 

«Es nuestra responsabilidad hablar abiertamente sobre cómo el tiempo en Internet afecta a las personas y nos tomamos esa responsabilidad muy en serio. Estas nuevas herramientas son un primer paso importante y nos comprometemos a seguir trabajando para fomentar comunidades seguras, amables y solidarias para todos», señala la compañía en una nota.

 

Salud mental

Para el desarrollo de estas herramientas ambas redes sociales han trabajado organizaciones de salud mental y personas que han tenido algún tipo de experiencia personal con el suicidio.

 

Las nuevas herramientas son accesibles desde las páginas de configuración de las dos aplicaciones, en Instagram, en el apartado 'Tu Actividad' y, en Facebook en 'Tu Tiempo en Facebook'.

 

Recientemente, Apple también anunció que el sistema operativo iOS 12 incluiría varias funciones para controlar el uso razonable de los dispositivos y que están diseñadas para evitar la dependencia o el abuso de los aparatos o para controlar el empleo que hacen de ellos los más pequeños.

 

Las funciones de la compañía de la manzana incluyen modos como 'Do Not Disturb' (No molestar) o 'Screen Time', que regula el tiempo máximo que puedes dedicar a una aplicación concreta.

 

Fuente: Hoy.es

Es necesario instalar otra aplicación llamada 'Orbot', que ofrece servidor informático 'proxy'

 

The Onion Router, más conocido por su acrónimo Tor y sobre todo conocido por su uso en el internet oscuro, llega a los móviles Android a través de una app experimental. La aplicación de Tor Browser se puede descargar tanto desde la plataforma oficial de Google Play como directamente desde la web del equipo desarrollador de la red anónima, The Tor Project.

 

No obstante, esta herramienta se trata de una primera versión en pruebas que puede presentar errores. La red Tor se lanzó en el año 2002 como una red de comunicaciones seguras y anónimas que tenía por objetivo mantener la privacidad de sus usuarios.

 

Esta herramienta conecta a quien navega por la Red a tres capas de encriptación para que sus datos personales no se vean comprometidos

 

Para poder utilizar la nueva aplicación de The Onion Router es necesario instalar otra aplicación llamada Orbot, que ofrece servidor informático 'proxy' para conectar la versión de Tor para Android con la red general de la que Tor se vale para su funcionamiento y así ofrecer búsquedas seguras.

 

Tor utiliza estos servidores para acceder a la web oscura y con él se permite el acceso a páginas censurada. El buscador, además, ayuda a superar la vigilancia en Internet, ejercida por organizaciones gubernamentales o empresariales que manejen datos de usuario o se beneficien de estos.

 

Fuente: Hoy.es

El navegador se alía con la web Have I Been Pwned (HIBP), una base de datos viva que analiza las fugas de datos

 

Yahoo, Telefónica, Uber, Facebook, Twitter y así un sinfín de compañías han vivido episodios de fuga de datos y los usuarios han tardado en conocerlo y en algunos casos no lo han llegado a conocer.

 

En la actualidad, existe una plataforma desarrollada por Troy Hunt, un experto en ciberseguridad, que permite conocer si la contraseña de un correo ha sido expuesta a estas fugas masivas de datos.

 

Have I Been Pwned (HIBP) ahora está al servicio de Firefox Monitor, un nuevo servicio gratuito, que permitirá conocer si las contraseñas han sido robadas.

 

A partir de las próximas semanas, los usuarios de Firefox recibirán una notificación cuando accedan a sitios web en los que ha habido algún robo de información. En este punto además suman otra herramienta de 'anti-tracking'.

 

El movimiento de Mozilla se suma al de Google que hace unas semanas estrenó un nuevo gestor de contraseñas, que ya colabora con Have I Been Pwned para vigilar fugas de datos.

 

Fuente: Hoy.es

Los episodios de Black Mirror se parecen cada vez menos a la ciencia ficción. De ahí que los encuentros sobre ciberseguridad tengan un cierto aroma a serie de plataforma de pago. Nos hablan de que nuestra seguridad está en riesgo. Al menos la 'online'. Porque ya son varias las semanas en las que se descubren diferentes hackeos informáticos que ponen en tela de juicio la seguridad en la Red - no hace falta irse demasiado lejos para asistir al error crítico de Facebook y otro por parte de Uber, que quiso ocultar el robo masivo de datos personales de sus usuarios. Al mismo tiempo vemos como nos cuentan que los hackers atacan nuestros recuerdos a través de artimañas digitales. Y uno ya no sabe si está bien poner como contraseña aquel día señalado o hace falta aventurarse con las mayúsculas y los símbolos.

 

Durante dos días se han reunido en Barcelona periodistas y expertos de distintas partes del planeta para debatir sobre las últimas investigaciones y futuras tendencias en seguridad, industia y tecnología en las jornadas anuales de Kaspersky Lab. Se trataron temas dispares como las amenazas que tenemos hoy en día a nuestra privacidad, los implantes de memoria en nuestro cerebro o el mercadeo de los datos personales de los usuarios en la 'dark web'. Y este parece ser un tema al alza. Porque todo tiene un precio. Los datos también. Y más cuando la mayoría ha perdido la cuenta ya de los sitios en los que ha marcado su contraseña. Así que actualmente la frase de la información es poder cobra aún más fuerza en un mundo hiperconectado y dependiente de las nuestras tecnologías.

 

Cada vez son más los hackers que ponen precio a los datos que se venden. Pero, ¿cuánto valen tus datos en el mercado negro? David Jacoby, analista senior de seguridad de Kaspersky Lab, explicó que el valor rondaría los tres dólares por persona si se trata de una cuenta de Facebook, Xbox o Netflix. El doble si lo que quieren es una de Spotify, y hasta diez dólares si hablamos de AirBnB. Las opciones gratuitas tampoco se libran de los hackeos ya que hacerse con la contraseña de un usuario de Skype cuesta poco más de medio dólar. Eso sí, los piratas aconsejan a sus compradores que no modifiquen los datos para que la persona afectada no se de cuenta de que hay otra usando su cuenta y anule la suscripción.

 

Las cuentas de servicios de pago 'online' son muy atractivas para los ciberdelincuentes. El precio se fija según el saldo que tenga en ese momento y por el que se puede llegar a pagar hasta 300 dólares para aquellas que cuenten con más de 5000 dólares.

 

La información que está a la venta 'online' se ofrece en paquetes distintos que van desde tarjetas obtenidas de forma aleatoria -en cuanto al banco y al tipo de documento- con el CVV2 -los tres dígitos que aparecen en la parte posterior y que son pedidos para terminar de hacer pagos online como medida de seguridad, hasta las que cuentan con muchos detalles de la persona y la tarjeta como el nombre, el DNI y la fecha de nacimiento. Los precios entre unas y otras pueden llegar a ser del doble, aunque los más caros ni siquiera alcanzan los 50 dólares.

 

¿Y cómo está sucediendo? Kaspersky alerta de los peligros que ocasiona el 'phising' -empleo de correos electrónicos que aparentemente provienen de fuentes fiables- las redes sociales y las contraseñas que usamos para loguearnos en alguna plataforma. Y es que la red está llena de información sobre nosotros. Se ha perdido el rastro de lo lejos que han viajado nuestros datos y muchas compañías tienen nuestros datos.

 

«Los piratas informáticos ponen el punto de mira en cualquier ciudadano. Tienen tanta influencia debido a nuestra estupidez», señala Jacoby. El experto se refiere a que nuestra confianza hace que caigamos en la trampa. El analista detalla que si tenemos un centenar de amigos y cada uno de ellos tiene otro centenar, la facilidad de explandir esa red de confianza. «La posibilidad de que hagas clic al enlace de un conocido es más alta que si lo recibes de cualquier otra persona», dice.

 

Un 'malware' siempre infecta un dispositivo porque el usuario cree que abre un fichero seguro, por lo que las ciberamenazas se entienden como un proceso de engaño. «Los ciberdelincuentes trabajan en factores psicológicos», añade.

 

Y volviendo al precio de los datos en la llamada red oscura, hace tan solo unos días la web Money Guru desarrollaba un extenso estudio en el que se detalla el valor de toda una identidad web. ¡850 euros! En el estudio se tuvieron en cuenta los 26 lugares donde más solemos iniciar sesión cuando estamos conectados de manera que haciéndose con los datos de estos servicios se pueda acceder al perfil completo de cualquier persona.

 

La investigación de Kaspersky Lab muestra que a los consumidores les importa el destino de su información. Al 88% le importa si sus datos son utilizados ilegalmente. El 57% se sentiría asustado o estresado si sus datos financieros personales se piratearan. Solo el 45% de los encuestados confía en que las grandes empresas cuiden sus datos y solo el 36% cree que sus datos están seguros en los sitios de redes sociales.

 

Hogares 'hiperconectados'

La empresa de seguridad informática advierte además de los riesgos de introducir la conectividad en nuestros hogares puesto que el lanzamiento de nuevos dispositivos tecnológicos suele traer «oleadas de intentos de ciberataques en busca de la vulnerabilidad».

 

En un informe reciente de Kaspersky Lab sobre IoT -Internet de las Cosas- en la primera mitad de 2018 este tipo de dispositivos fueron atacados con más de 120.000 alteraciones de 'malware'. Una suculenta vía de entrada a la ciberdelincuencia. Esto supone más del triple de la cantidad del año anterior. De ahí que la empresa de seguridad rusa advierte que el crecimiento vertiginoso de familias de 'malware' para dispositivos inteligente es una tendencia peligrosa iniciada el pasado año. 2017 también vio como el número de modificaciones de 'malware' para dispositivos inteligentes fue diez veces superior al de 2016.

 

Fuente: Hoy.es

Al contratar el servicio de Hospedaje Web usted está aceptando los términos y condiciones, para descargarlos haga click aquí
Todos los Derechos Reservados
©2019